jueves, 2 de octubre de 2008

Sábado intenso

Muchos de mis compañeros y compañeras de Esquerra Unida estarán el sábado en el mitin-fiesta del PCE en Madrid. Salen dos autobuses de Valencia, uno de Alicante y quizás otro más desde el Sur del País Valenciano, a lo que hay que sumar la gente que piensa hacer el viaje en coche. Espero que sea un éxito que compense la suspensión de la histórica fiesta del PCE, que volverá en la primavera.

Exactamente el mismo día, los "independientes" de Esquerra Unida presentamos Àgora de l'Esquerra Plural, un espacio web para contribuir al debate y la reflexión sobre la izquierda alternativa. Es una iniciativa modesta pero en la que hemos puesto mucha ilusión la docena de personas que la hemos promovido, y que está teniendo una buena acogida entre nuestra gente. El sábado pondremos en marcha la página (que en estos momentos sólo tiene la invitación al acto), gracias al denodado esfuerzo de Carles, incansable a pesar de su enfermedad y de lo pesado que soy al teléfono.

Para quien no sea del País Valenciano y desconozca la realidad de EUPV, la pregunta es obvia: ¿Qué somos los "independientes"?

Vaya por delante aclarar que no somos (ni vamos a ser) una corriente formalizada, organizada y estructurada como las que legítimamente se han constituido en IU y en EUPV. Por muchas razones que si alguien quiere explico.

Podríamos definirnos como una "sensibilidad" semi-organizada, que no pretende ganar cuotas de poder pero sí hacer su aportación colectiva al trabajo político en EUPV. Es decir, nuestro objetivo nunca ha sido (ni va a ser) encuadrar el máximo número de militantes para ganar representatividad y así acceder a mayores responsabilidades, cargos públicos o puestos de liberación. Eso es lo que hacía Esquerra i País (hoy IPV): competir con el PCPV por dominar la organización. Nosotros no pretendemos eso ni mucho menos, aunque en los últimos tiempos y por circunstancias varias le haya correspondido a dos "independientes" (Glòria Marcos y Ricardo Sixto) ocupar los puestos de máxima responsabilidad (coordinación y secretaría de organización), que dejarán cuando se celebre la Asamblea de EUPV dentro de pocos meses.

Por los números que conozco, y me puedo equivocar, pero no mucho, la militancia de EUPV que también tiene carnet del PCE ronda el 50%. Esto ni es bueno ni es malo, es simplemente una diferencia sustancial con la realidad de otras federaciones de IU, en las que incluso los llamazaristas más conspicuos están afiliados al Partido aunque discrepen de su política o se enfrenten a la misma. Aquí desde los años 90 la pluralidad ha sido mayor (recordemos que Nova Esquerra fue mayoría de gobierno en EUPV hasta casi el minuto antes de la escisión).

¿Quiere decir eso que los "independientes" somos otro 50%? Ni muchísimo menos. Ya he dicho que nuestro objetivo y nuestra práctica nunca ha sido encuadrar a la gente sólo por el hecho de no tener el carnet del PCE. Cuando hablamos de "independientes" nos referimos a lo que alguien llamó una vez "independientes organizados", puesto que hay muchos militantes de EUPV sin adscripción a ningún partido, corriente ni sensibilidad siquiera. Esto ha sido y seguirá siendo así.

Ahora bien, los "independientes" como grupo hemos aportado a EUPV todo nuestro esfuerzo individual canalizado colectivamente, y queremos seguir haciéndolo. Creemos que es bueno para la organización, porque refuerza su carácter plural y unitario. Es un análisis que comparten con nosotros el resto de componentes organizados de Esquerra Unida: en estos momentos, el Partit Comunista del País Valencià (PCPV), el Espai Alternatiu (EA) y la recién creada corriente Nacionalistes d'Esquerres (Nd'E). Todos ellos están invitados y asistirán al acto del sábado día 4, aunque Marga no podrá venir personalmente por la imprevista coincidencia con el mitin-fiesta del PCE, y en su lugar un camarada leerá un escrito suyo.

¿Por qué montamos ahora este acto y una web? Las razones son de dos tipos. Por un lado, la propia herramienta nos parece una buena aportación al debate constructivo en el seno de EUPV y (ojalá) un poco más allá de sus márgenes. Ya contaré en otro momento lo que pretendemos hacer en la web, pero no es nada excesivamente ambicioso. Por otro lado, esto coincide con un momento de cambio de ciclo político y orgánico, y los "independientes" estamos presentando también un relevo generacional que tiene a su vez efectos sobre nuestra manera de (semi)organizarnos.

Seguiré informando durante los próximos días.

2 comentarios:

MiguelRuiz dijo...

Lo que no pretendéis ha quedado claro. Pero, ¿qué es lo qe pretendéis?

Suena bien organizar a los independientes, pero a la ver resulta algo ilógico, me parece. Rompe la esencia de la independencia.

Ignacio Blanco dijo...

Si me he enrollado explicando lo que no pretendemos ser es para evitar malentendidos. Veo que así lo único que he conseguido es que no se me entienda.

Intentaré ser más claro. Pretendemos poner en marcha una web con artículos de opinión que aporten elementos para el debate político en EUPV y ocasionalmente alguna toma de posición colectiva sobre asuntos de relevancia.

Y te aclaro que no somos nosotros quienes nos hemos puesto el apelativo de "independientes", sino que así nos han llamado los demás en EUPV desde hace muchos años. Los "independientes de EUPV" como colectivo laxamente organizado existen como mínimo desde finales de los 80.

Eso sí, en EUPV nadie entiende el término de "independiente" en referencia a la independencia personal (en ese sentido, independientes somos todos por igual, o ninguno, según se mire). El término hizo fortuna para referirse a quienes no tenemos adscripción a ningún partido o corriente, es decir, quienes sólo militamos en EUPV (o en IU) y sin embargo nos reconocemos (y nos reconocen) como colectivo. Y así nos han llamado siempre los demás, no porque nosotros lo quisiéramos especialmente (en la web y en el manifiesto verás que no utilizamos esa palabra en ningún momento).

Quizás sería todo más fácil de entender si nos constituyéramos en corriente (como ha habido tantas en EUPV y en IU), pero eso sería incoherente con nuestro planteamiento de partida: nuestra única organización es EUPV (e IU).

Así que, como no montamos un partido ni una corriente, ponemos en marcha una página web. (Por cierto, te podría poner muchos ejemplos similares, algunos muy conocidos en IU).