miércoles, 11 de marzo de 2009

Discurso en el homenaje a Glòria Marcos (7 de marzo de 2009)


Me han propuesto que hable en nombre de los independientes, quienes hemos trabajado contigo en EU durante años, compartiendo tu firme convicción en este proyecto.

Esto es un homenaje y corresponde hablar de tus virtudes. Las políticas, que son muchas y sabidas por todos, y también las personales, las que conocemos tus amigos.

¡¡Qué fuerte eres!! Le tomo prestadas las palabras a un compañero que dijo una vez: “a Glòria no la quema ni el napalm”. Y eso no quiere decir que no lo hayas pasado mal. Muy al contrario. Por hacer frente a los conspiradores, a los golpistas, a las tránsfugas que intentaron cargarse EU empezando por su coordinadora, los que hemos estado contigo, cerca de ti, sabemos que has sufrido mucho, que has llorado mucho -hemos llorado contigo- y que el médico te ha dado varios avisos.

Pero ¡¡ganaste!! ¡¡Ganamos!!

Porque estuvimos unidos.

Porque supimos –supiste- afrontar con inteligencia cada envite.

Porque ¡¡qué lista eres!! Una de las primeras cosas de las que me di cuenta al poco de conocerte fue que cuando los demás íbamos en un razonamiento, tú ya habías ido, vuelto y nos acompañabas en la ida otra vez. Así has sido capaz de ver siempre qué era lo que más convenía a este proyecto de unidad de la izquierda que se llama EUPV.

Pero más que por fuerte, más que por lista, te queremos por otras virtudes más humanas:

Por tu compromiso. Un compromiso vital. De toda la vida. De 24 horas al día, 365 días al año. No fallas a una mani, a una reunión, a un debate, a una entrevista. Eres la primera en llegar a los sitios, porque es Esquerra Unida quien se hace presente en tu persona.

Por tu generosidad. Una generosidad que se manifiesta en lo pequeño y en lo grande. Lo sabemos todos aquellos que vemos como siempre te adelantas a pagar el taxi, el almuerzo o las copas. ¡Qué difícil es impedir que nos invites! También lo sabemos todos los que estamos aquí: no le dejas tu escaño a Marga, se lo dejas a la coordinadora de EUPV, es decir, nos lo dejas a nosotros. Te desprendes de aquello por lo que tantos políticos están dispuestos a vender y venderse, tú que has sido la mejor parlamentaria de la historia del País Valenciano.

Por tu coherencia. Haces lo que dices. Nunca te has dejado seducir por los cantos de sirena, sabes en qué organización militas, a qué gente representas, a qué clase perteneces…

Buena amiga de tus amigos, hoy tus amigos y amigas “independientes” te decimos: gracias, Glòria, por ser cómo eres.

1 comentario:

Tomás dijo...

Fiel retrato, Ignacio, de una mujer extrordinaria por su sencillez y su coraje. Me emocionaron tus palabras cuando las escuché en directo y me han vuelto a conmover ahora que las he leído.

Salud