viernes, 20 de febrero de 2009

Construyendo la alternativa (manifiesto de la candidatura de Marga Sanz)

Nos encontramos ante una crisis económica que lo arrastra todo: los emporios financieros y las multinacionales del fraude están acabando con el tejido industrial productivo y los puestos de trabajo de millones de trabajadores y trabajadoras. Es la constatación del fracaso del capitalismo, un sistema basado en la acumulación de capital –y de poder– en manos de unos pocos y en la depredación de los recursos naturales y de las condiciones de vida de la mayoría de la población del planeta. El crecimiento continuo de la burbuja especulativa no era sostenible. Y ahora estamos sufriendo las consecuencias.

Ante esta situación, en la izquierda alternativa tenemos claras las prioridades. Vamos a dar respuesta al pensamiento único, que antes propugnaba la libertad de mercados y el estado mínimo, y ahora pide el rescate de los bancos con dinero público, es decir, de todos los ciudadanos y ciudadanas. No. Nosotros decimos no. A nosotros nos preocupan las personas en paro, afectadas por los cada vez más numerosos y draconianos Expedientes de Regulación de Empleo o despedidas individualmente, el millón de familias que malviven en el estado español sin ningún ingreso regular, los jóvenes que no encuentran salida laboral ni posibilidad de emancipación vital. Que no nos hagan pagar la crisis.

En ese sentido se pronunció la IX Asamblea Federal de Izquierda Unida, y no hemos perdido el tiempo desde entonces. Hemos estado en manifestaciones al lado de los sindicatos y de los trabajadores, exigiendo a los gobiernos otro modelo de política económica y fiscal para garantizar el empleo y las prestaciones sociales; hemos preparado un Plan Económico Alternativo con propuestas concretas y cuantificadas para hacer frente a la crisis; y estamos organizando más de mil actos en todo el estado para explicarlas. Porque hay alternativa. Y estamos construyéndola.

No empezamos ahora. Llevamos veintitrés años desde la fundación de Izquierda Unida y de Esquerra Unida del País Valencià, y muchos más luchando contra la dictadura y los grandes poderes económicos. Las personas que militamos, simpatizamos y votamos IU y EUPV conformamos un espacio político que va a ensancharse, porque la gente busca respuestas ante la quiebra de un modelo económico compartido por los dos partidos mayoritarios. Para conseguirlo vamos a potenciar nuestros colectivos territoriales y nuestras áreas de elaboración programática, abiertas a la participación de personas no afiliadas. Para generar ilusión en la gente de izquierdas, estamos marcando nuestro perfil y nuestra autonomía al mismo tiempo que abrimos las puertas y las ventanas de esta casa para que vengan muchas más personas a compartir con nosotros la reflexión y el trabajo de fortalecer la izquierda alternativa. Es, en definitiva, la hora de la refundación.

En el País Valenciano tenemos el primer hito los próximos 7 y 8 de marzo, cuando celebraremos la X Asamblea de EUPV. Un momento para hacer balance del pasado reciente y para marcar la línea estratégica de los próximos años. Hemos pasado dificultades y las hemos podido superar gracias a la convicción del conjunto de la organización en la necesidad del proyecto político que representa Esquerra Unida. Ahora debemos salir hacia afuera, superando los estrechos márgenes de la representación institucional y de las estructuras partidistas. Es el momento de la movilización social y de la dinamización organizativa. Esquerra Unida debe ser, sobre todo, un movimiento político y social. Ni somos ni queremos ser un partido al uso, ni tampoco una opción completamente definida y acabada, con una estructura rígida. Ser movimiento significa ser dinámicos, moverse, vincularse a aquella gente que trabaja por construir otras realidades, y al mismo tiempo vincular esa gente a nuestro proyecto, para que sea también el suyo. Construir la alternativa significa pluralidad, porque la izquierda no puede ser nunca monolítica sino diversa, recogiendo todas las luchas por otro mundo y por otro país más justo, más ecológico y más democrático, para avanzar hacia el socialismo del siglo XXI.

Estos son los compromisos de la candidatura que presento para la coordinación general, con la voluntad de integrar todos los componentes actuales de EUPV y sumar muchas más personas y organizaciones en los próximos años. Construir la alternativa, ése es nuestro reto.

(www.margasanz.eu)

3 comentarios:

Basseta dijo...

Contar conmigo compañeros.

Pedro Mª De Palacio dijo...

¿Esta vez también vais a impedir votar por Isaura Navarro?

JAJAJAJAJAJAJAJA.

Un abrazo.

Kaneda dijo...

Ignacio, por tu gloriosidad blogueril has sido premiado con el Premio Limonada, el premio que todos quieren recibir, y por el que Penélope Cruz cambiaría su Óscar. Pásate por mi blog a recibirlo.